11 de septiembre de 2014

5486.- CRUZ LUMINOSA DE LA VERDAD, VICTORIA SOBRE LOS ENEMIGOS



5486.- CRUZ LUMINOSA DE LA VERDAD, VICTORIA SOBRE LOS ENEMIGOS

 Nos coloca satanás frente a frente de nuestro peor miedo, ese punto en el que no retrocedemos, no cedemos, no nos movemos, done instintiva e irracionalmente nos plantamos firmemente.

 Lo hace para lograr quebrarnos, para imponernos lo que es su voluntad, hacernos hacer o no hacer lo que desea. Nos controla mentalmente amenazándonos con hacernos padecer eso y ofreciéndonos como liberación no padecerlo, pero sujeto a condición de obedecerlo.

 Esto lo explica bien G. Orwell en su novela distópica “1984”, es la “Habitación 1-0-1”.

 La intención de satanás es que nos quebremos, dobleguemos y rindamos, que aceptemos cualquier cosa con tal de no padecer eso que tememos. Recurre a lo bajo, instintivo, irracional, el instinto de conservación, la autodefensa.

 Considerar que padecer eso es ínfimo comparado con lo que nos hace sufrir con tal de no pasarlo. Ahí es donde podríamos ganarle, vencerlo, derrotarlo, alcanzar una verdadera libertad.

 Esto podemos lograrlo, alcanzarlo, obtenerlo si aceptamos padecer eso que no queremos instintivamente, si aceptamos pasar por lo que no queremos pasar, de lo que huimos instintiva e irracionalmente obrando como por reacción a una acción.

 Eso fue lo que hizo El Señor, Jesús, al abrazar la Santa Cruz de la Voluntad del Padre. Considerar la oración previa de tres horas en el huerto donde sudó Sangre resistiéndose a aceptar la Voluntad del Padre, y ver cuando la aceptó que místicamente volvió a la Vida, Resucitó, salió fortalecido y enfrentó la Pasión con heroísmo ejemplar.

 Hoy en día lo que nadie haría es confiar en Dios verdaderamente renunciando a la propia voluntad para seguir al Señor en El Camino de la Revelación de Su Voluntad. Hoy en día eso es lo que debemos hacer si deseamos progresar, crecer, madurar, evolucionar, de lo contrario acabaremos podridos en el propio abismo-sepulcro, en el infiero ardiente del deseo de adoración que se llama ‘ego’ y que le decimos ‘yo’.

 Cada uno debe meditar, orar y pedir al Señor que lo ilumine para comprender donde es que tiene que negarse a sí mismo aceptando la Voluntad de Dios, abrazando la Santa Cruz de la Salvación, liberación, purificación, santificación, Cruz Luminosa de la Verdad.

 Cuando abrazamos la Cruz Luminosa de la Verdad, vencemos y derrotamos, echamos y expulsamos a todos los enemigos espirituales alcanzando la verdadera comunión con Dios, Resucitando, volviendo a la Vida, participando de Su Vida, que es la Verdadera, Eterna, Mística, Sobrenatural.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

APP CUIDAR = MARCA DE LA BESTIA, 666

APP CUIDAR = MARCA DE LA BESTIA , 666   No es casualidad que justo cercano a la fiesta de Pentecostés , el gobierno dictador democ...