10 de noviembre de 2014

LA MEJOR ORACIÓN PARA VENCER A LOS DEMONIOS



LA MEJOR ORACIÓN PARA VENCER A LOS DEMONIOS


 Se acercan los demonios a nuestro orgullo malherido, nos atacan, oprimen, humillan, cuestionan, desafían, porque de esta manera quieren provocar una reacción.

 La reacción puede consistir en hacerse adorar o en dedicarse a odiar, pero en ambos casos es venganza, orgullo prevaleciendo, expresión del miedo y una verdadera negación de Dios y oposición a Él.

 Todos hemos padecido, sufrido, hemos sido odiados, despreciados, rechazados, castigados, el mundo es injusto, las personas detestables, se han vuelto abominables, escupen veneno y son demoníacas. El problema es que si nos dedicamos a odiar en respuesta, terminamos envenenados y convertidos en lo mismo.

 Debemos aprender a soltar, perdonar, olvidar, dedicarnos a hacer lo que Dios quiere.

 En medio de las adversidades, no tenemos que pensar en nosotros mismos, no debemos preocuparnos ni dedicarnos a tratar de imponer orden donde reina el infierno y donde las almas merecen padecerlo. Lo que tenemos que hacer es buscar lo que Dios, eso específico y nada mas.

 En medio de la tormenta, temporal, bajo la tempestad de golpes y azotes del adversario, debemos buscar la Voluntad de Dios, lo que Dios quiere, hacer eso, ni mas, ni menos.

 Comprender que, justamente, los demonios nos atormentan, castigan y hacen padecer para que no hagamos lo que Dios quiere, ellos defienden su reino, dominio, imperio, de manera que no estamos peleando contra personas, sino contra espíritus impuros que tiene experiencia mientras que nosotros apenas abrimos los ojos.

 Debemos empezar a librar el combate espiritual, buscar lo que Dios, nada mas, hacer eso específico, puntual, así venceremos a los demonios y caerá su reinado, su pretendido dominio. El Señor nos guía, Él sabe lo que hay que hacer, lo que debemos hacer para vencer a los enemigos.

 No basta con exorcismos, si bien es un buen comienzo, es necesario consolidar la Presencia de Dios, y para esto debe reinar Su Voluntad, tenemos que colaborar en Que Se Haga-Reine-Triunfe Su Voluntad.

 La mejor oración para derrotar a los demonios, para hacer retroceder a las tinieblas, para vencer el imperio infernal es: “Que Se Haga Tu Voluntad, Señor”, y es preferible postrarse para decirla, o estando de rodillas, con los brazos en cruz sobre el pecho, en adoración al Señor, inclinar la frente hasta el suelo.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

PRESIDENTES ARGENTINOS DESDE EL ’83 Y SUS SIMILITUDES CON JUDAS Y SU DESCENSO AL INFIERNO

PRESIDENTES ARGENTINOS DESDE EL ’83 Y SUS SIMILITUDES CON JUDAS Y SU DESCENSO AL INFIERNO Mas allá de todos los vicios y defecto...