14 de diciembre de 2014

EMPEZAR A BUSCAR AL ESPÍRITU SANTO (I)



EMPEZAR A BUSCAR AL ESPÍRITU SANTO (I)


Ven Espíritu Creador las mentes de los tuyos a visitar, infunde suprema Gracia en los corazones que Tú Creaste.


Hemos perdido, olvidado, despreciado, arrinconado y hasta deformado la devoción al Espíritu Santo, no hemos comprendido lo mas básico y evidente el orden determinado por Dios en todo.

 Primero Se Ha Revelado Dios Padre realizando la Crecían por medio Su Palabra y Espíritu.

 Después Se Reveló El Hijo realizando la Salvación Revelando el Verdadero rostro del Padre por medio del Espíritu.

 Ahora Se Revela El Espíritu realizando la Santificación de las almas trayendo al Hijo, y por éste al Padre.

 Ese orden en la creación es el mismo para la vida de cada uno, primero Dios Padre nos ha credo por medio del Hijo y del Espíritu.

 Después Viene El Hijo a salvarnos, a rescatarnos, a sacarnos de nosotros mismos, del abismo de egolatría narcisista infernal.

 A medida que vamos siguiendo al Hijo, nos va preparando para recibir el Don del Espíritu, la Esencia misma de Dios.

 Esta es la razón por la que debemos colaborar en la diaria y constante Vuelta del Señor, porque Él vuelve en forma personal, en la vida de cada uno, en la oración, en un encuentro privado, Revelación privada.

 Viene también en los acontecimientos, derrumbando el orgullo, permitiendo un tropiezo, pero ahí es necesario orar para poder encontrarlo y convertir la desgracia en gracia.

 El Señor, Jesús, administra la Vida-Esencia de Dios, nos la da-dona y eso lo llamamos “Gracia”.

 Esta Gracia-Don de Dios, que es Dios mismo, Su Esencia-Espíritu, nos la administra El Hijo, El Señor, El Salvador, como remedio, como medio de purificación y para lograr la salvación.

 Él lo hace todo por medio de esta Vida Divina, Espíritu Santo, Esencia de Dios, pero debemos buscarlo en la oración, encontrar este tesoro de Su Revelación, abrirnos, permitirle El Paso para Que Haga Su Paso Libertador en nuestra vida.

 El Espíritu Es la Esencia misma de Dios y Es El Que Tiene la Aptitud de Crear, la capacidad Creadora. Cuando le pedimos Que Venga nuestra mente a visitar le estamos pidiendo que venga a obrar, a asentarse, a reposar, a establecer su orden como en el principio de la creación cuando aleteaba sobre las aguas.

 Cuando le pedimos que infunda su Gracia en nuestros corazones creados por Él mismo, le estamos pidiendo que nos de su misma Vida, el alimento del que nos nutrimos, el que nos fortalece, sostiene, hace crecer, madurar, evolucionar.

 Buscamos El Espíritu porque buscamos la consumación como criaturas, porque queremos llegar a ser hijos de Dios, porque queremos aprovechar el tiempo en el que nos hallamos de paso por el mundo para colaborar en la obra de Dios.

 Él nos hizo, Él nos creó, y nos dotó con la capacidad de elegirlo o rechazarlo, para que podamos salir de nosotros mismos y colaborar con la consumación de sus obras.

 Esto no es externo, no es en el mundo, es interior, estamos a medio hacer, no puede consumarnos sin colaboración de nuestra parte, para esto es que nos hallamos de paso por el mundo.

 Con nuestro diario y constante consentimiento nos consuma, perfecciona, porque lo recibimos y nos vamos uniendo-fundiendo para alcanzar imagen y semejanza de Dios, o sea, somos hijos suyos como Jesús, con una doble naturaleza, humana y divina.

 Adquirimos la naturaleza divina por herencia cuando recibimos la Vida de Dios, Su esencia, El Espíritu Santo. Esto significa que somos hijos de Dios, no dioses, ojo con la diferencia que es delirio orgulloso-satánico.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

PRESIDENTES ARGENTINOS DESDE EL ’83 Y SUS SIMILITUDES CON JUDAS Y SU DESCENSO AL INFIERNO

PRESIDENTES ARGENTINOS DESDE EL ’83 Y SUS SIMILITUDES CON JUDAS Y SU DESCENSO AL INFIERNO Mas allá de todos los vicios y defecto...