18 de febrero de 2015

ES FALSO PROFETA, Y TAMBIÉN, UN ANTICRISTO



ES FALSO PROFETA, Y TAMBIÉN, UN ANTICRISTO


 Cuando derrotamos al enemigo vuelve para reintentar tomar el control, el poder, busca la manera de imponerse.

 A veces vuelve sumiso fingiendo amistad y rendirse, otras vuelve sumamente furioso, pero lo que le interesa siempre es ganar, seguir dominando, controlando, prevaleciendo, imponiéndose.

 Para no caer en sus trampas y seducciones debemos orar cortantemente, perseverar, y siempre discerniendo la Verdad, la voluntad de Dios, usando Su Revelación, o sea, al Señor mismo.

 Cuando vuelve el adversario reintentando tomar el control, recuperar el poder, hay que rechazarlo nuevamente, es un duro combate que revive todo lo anterior, aunque dura menos tiempo.

 Cuando lo derrotamos echándolo de algún lugar o de la vida de otros, también sucede al poco tiempo que vuelve reintentando tomar el poder, y ahí es que nuevamente hay que rechazarlo.

 Mucho tiempo después sucede también que vuelve, y es otra ocasión para rechazarlo, vencerlo, humillarlo y desterrarlo.

 Otra cosa de la que debemos precavernos cuando liberamos lugares y/o personas es de algo que es común en los demonios, quieren tomarnos a nosotros.

 Quieren tomarnos en venganza, para no perder, para tener algo y no quedarse sin nada, etc.

 Otra cosa común es que se cobren venganza haciéndonos padecer, queriéndonos castigar, buscando algo en lo que provocarnos dolor, sufrimiento, padecimientos infernales.

 La esencia es siempre la misma, lo que pretende el adversario es dominar, controlar, disponer de lo que no le pertenece, de nuestra vida, de lo que es de Dios, de aquello que El Señor ha depositado en nosotros.

 Ahí es donde debemos precavernos para no caer en trampas infernales, no hay que usar lo que es de Dios según la voluntad propia, en defensa propia, para conseguir algo que deseamos, etc., esas son las trampas del adversario, para que dispongamos de lo que es de Dios suponiendo que es en provecho propio o de otros.

 Ahí es donde controla y dispone él manipulándonos a nosotros, así es como robamos a Dios y de esta manera es como nos convertimos en anticristos y así es como el falso profeta también es un anticristo.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

REVELACIÓN-PRUEBA-REMEDIO, ES LA HORA DE DIOS Lo que sucedió con los ángeles y con el pueblo del antiguo testamento, es lo que sucederá con el pueblo del nuevo testamento

REVELACIÓN-PRUEBA-REMEDIO, ES LA HORA DE DIOS Lo que sucedió con los ángeles y con el pueblo del antiguo testamento , es lo que s...