19 de febrero de 2015

VENCER EL ORGULLO-CAPRICHO-MIEDO



VENCER EL ORGULLO-CAPRICHO-MIEDO


 Generamos un espíritu de orgullo. Esto surge porque somos ególatras. Somos ególatras porque no miramos a Dios, no le prestamos atención, no lo buscamos, y mucho menos lo seguimos, obedecemos o colaboramos con Él como debiéramos.

 Ese espíritu de orgullo-amor propio surge en nosotros, pero obra independientemente adentro nuestro, es ególatra y piensa en él mismo, es un parásito que llevamos dentro, que nos domina a la vez que nos consume-devora.

 Como tontos nos dedicamos a satisfacer a ese demente odioso, resentido, obsesivo, caprichoso, desesperante, recalcitrante infernal, y así es como sigue creciendo, multiplicándose y extendiéndose mientras nos arruinamos, consumimos, autodestruimos para que ese cerdo se engrandezca.

 Crece a costa de nuestra ruina, destrucción, crece porque nos consume-devora para hacerlo, debemos abrir los ojos y comprender que estamos generando una bestia que nos arrastra a la ruina.

 Es odioso, resentido, maldito caprichoso, solo piensa en él mismo y no vemos que lo alimentamos mientras nos obsesionamos con conseguir, obtener, concretar aquello que queremos.

 El remedio es morir a sí mismo, padecer una derrota en el orgullo, ser odiados, perseguidos, aniquilados, humillados, etc., soportar la Cruz que nos toca.

 Tomando ese remedio amargo, copa de ajenjo, lo purificamos, purgamos, nos liberamos de ese espíritu orgulloso, maniaco, caprichoso, infernal.

 Hay que aprender a perder, a ser derrotados, a no conseguir lo que deseamos para poder liberarnos del orgullo ególatra y ambicioso, caprichoso e infernal que generamos.

 Debemos morir a nosotros mismos y ser derrotados en aquello que Dios quiere, porque Él nos administra como remedio la humillación y derrota de la propia voluntad para que nos liberemos de ese reinado oscuro, de tinieblas, caprichoso, odioso y resentido.

 En esto lo que hacemos es vencer el miedo, la preocupación por sí, que es lo que moviliza el orgullo delirante, caprichoso, ambicioso, resentido, odioso, etc.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

REVELACIÓN-PRUEBA-REMEDIO, ES LA HORA DE DIOS Lo que sucedió con los ángeles y con el pueblo del antiguo testamento, es lo que sucederá con el pueblo del nuevo testamento

REVELACIÓN-PRUEBA-REMEDIO, ES LA HORA DE DIOS Lo que sucedió con los ángeles y con el pueblo del antiguo testamento , es lo que s...