30 de abril de 2015

IMPONEN SU ERRÁTICA E INFERNAL VOLUNTAD



IMPONEN SU ERRÁTICA E INFERNAL VOLUNTAD


 Son mentirosos crónicos, ya no saben ni lo que hacen, permanecen ajenos a la realidad, encerrados en sus fantasías, naufragan en tinieblas, van perdidos sobre la faz de la tierra.

 Ciegos, completamente ciegos, disociados de la realidad, encerrados en el abismo de su ego, empeñados en satisfacer sus vicios, caprichos y ambiciones.

 No les importa ni les interesa mas anda que el abismo horrendo de su ego infernal, son abominables, han llegado a ser sumamente iguales a demonios, un desperdicio de la creación.

 No fueron creados así, se volvieron esto, se convirtieron en semejante inmundicia infernal, y esto fue por elección propia, porque han renegado de Dios hasta el hartazgo abominable.

 Vagan en tinieblas, completamente a oscuras en una noche cerrada, no ven nada, no entienden nada, no saben nada, son solo conscientes del abismo de su ego.

 Así es como demuestran que han involucionado, se han hundido en su miseria, no crecieron, no salieron, no maduraron, se han metido en sí hasta autodestruirse.

 Como todos los que estamos de paso por el mundo debían elevarse, salir de sí, dejar de pensar en su abismal ego y dedicarse a buscar y obedecer a Dios, pero no quisieron, obtusos, tercos, viciosos, corruptos y delirantes de orgullo, se empeñaron en continuar adelante con sus caprichos y ambiciones.

 Eligieron hundirse-abismarse en sí, encerrarse en sus pensamientos, empacarse, encapricharse, y de esta manera se han convertido en una inmunda abominación infernal sumamente igual a demonios, o peor aun.

 Lo peor es que se hallan plenamente convencidos de su grandeza, se creen las mentiras que dicen, las consideran una realidad, y cuando chocan con la Verdad, no abren los ojos, no recapacitan, se emperran empecinándose en continuar por sus malos caminos.

 Mas grave aun es que se encumbran en el mundo, se alzan y escalan logrando puestos de autoridad, poder, control, imponiendo o transmitiendo sus delirios a quienes quedan subordinados, propagando el error, los vicios y abominaciones.

 Así provocan una abominable desolación, un real olvido y negación de Dios que se extiende y generaliza porque se proponen como modelo a seguir, y porque imponen su maldita, caprichosa, errática e infernal voluntad a todos.

ESA NO ES LA BARCA DE PEDRO



ESA NO ES LA BARCA DE PEDRO


 La iglesia, al no haber recibido al Señor, recibió al enemigo, y al no haber obedecido al Señor, tiene que obedecer al enemigo, es justicia.

 Quedó esclava de lo que ha preferido, buscado, elegido, por mas que quiera creer que es libre, y hasta moderna y actualizada, la vedad es que ha pasado a ser horrendamente esclava.

 Renegó de Dios, prescindió de Él, y peor aun, cuando Dios mismo intervino para rescatarla, redimirla, devolverla al camino, volvió a renegar y prescindir de El apartándose por completo de su Voluntad.

 En apariencias esta ahí, la fachada sigue aunque se haya caído a pedazos, pero le han dado una máscara nueva, terrenal, inmunda, perversa y verdaderamente infernal.

 Ya propaga las doctrinas de la new age infernal-satánica, ya el falso profeta habla de adorar y servir a la naturaleza y del humanismo que es otro nombre para ‘satanismo’.

 Las almas cómodas, incautas, adoctrinadas para ser inútiles, van a seguir asintiendo a todo, van a continuar haciéndose cómplices y como ovejas al matadero inconscientes serán llevadas al abismo eterno, consagradas a satanás.

 Muchas van a seguir adorando a sus ídolos, sirviéndolos y defendiéndolos con fanatismo infernal, van a continuar renegando de Dios y prescindiendo de Él queriendo creer mentiras y buscando la manera de imponerlas como verdades en el mundo.

 Las mismas herejías que no fueron combatidas se han metido y constituido en esencia, por ello es que serán vomitadas, proferidas por el falso profeta para seducir a las almas y arrastrarlas al error definitivo imponiendo un real olvido de Dios y una verdadera negación de Él.

 Las almas que deseen conserva la fe, van a tener que salir de esta barca construida humanamente y al servicio del infierno que nada tiene que ver con la barca de Pedro.

 La fe es en El Señor, no en la iglesia y consiste en seguirlo a Él, no a la iglesia sin siquiera pensar en lo que ésta impone en estos tiempos. En las sectas se obedece al líder, se o adora, sirve y defiende con fanatismo infernal, y desgraciadamente eso es lo que hacen muchos hoy en día mientras que fingen practicar religión.

SI EL PRÓXIMO PRESIDENTE CREE QUE VA A PODER GOBERNAR



SI EL PRÓXIMO PRESIDENTE CREE QUE VA A PODER GOBERNAR


 Si el próximo presidente cree que va a poder gobernar una vez que asuma el cargo, si cree que va a poder desempeñar su función, puede ser encuadrado dentro de una de estas tres realidades:


1.- No tiene ni la más mínima idea de donde esta parado:

1.1.- No tiene idea, un mínimo conocimiento, de cómo la secta infernal ‘la cámpora’, alias ‘la cámpola’, se ha infiltrado en la organización estatal y en las empresas privadas. No tiene idea de los miles de empleados, (Y funcionarios públicos también), que continuarán en sus puestos cuando pasen las elecciones.

1.2.- Tampoco tiene la mas mínima idea de lo que harán las llamadas ‘organizaciones sociales’, los movimientos, esas masas de adeptos-adictos al kirchnerismo y sus intenciones.

1.3.- Simplemente considerar al respecto que organizaciones piqueteras de d’lía y grupos de izquierda como quebracho, se relacionaron con el hezbolláh; organizaciones de milagro sala han recibido a guerrilleros de sendero luminoso y del mrta; los mapuches y sus planes secesionistas guiados por londres, fueron entrenados por las farc.


2.- Es cómplice:

 Es cómplice ‘del modelo’ continuándolo, siguiendo con su ejecución. Considerar que el modelo nunca fue a favor de la Argentina ni de los argentinos, sino todo lo contrario, siempre fue en contra de la Argentina y de los argentinos, y desgraciadamente, ejecutado por cómplices-judas locales que se han vendido por dinero, fama y poder a nuestros antiguos enemigos, inglaterra y la masonería.


3.- Las dos anteriores juntas:

 Lo mas probable es esta opción, que se trate de un ignorante y cómplice, uno mas de cuantos se han sucedido desde hace décadas en el poder destruyendo la Argentina desde adentro al servicio de inglaterra y la masonería.

 Consecuentemente, no tendría clara intención de gobernar, de dirigir el destino de la Nación Argentina, solo seguiría ejecutando los planes de nuestros antiguos enemigos, inglaterra y la masonería, llenándose los bolsillos y prostituyéndose infernalmente mientras que se consagra como traidor a Dios y a la Patria fingiendo ser presidente de Argentina.

29 de abril de 2015

EL ENEMIGO SABE, PERO DIOS TAMBIÉN Y VA A INTERVENIR



EL ENEMIGO SABE, PERO DIOS TAMBIÉN Y VA A INTERVENIR


 Sabe el adversario como perder a las almas, pero éstas no saben como defenderse.

 Sabe como presionarlas, apretarlas, oprimirlas y exprimirlas. Sabe manipularlas, puede engañarlas y hacerles hacer cualquier cosa.

 Es astuto y perverso, sabe lo que quiere y como conseguirlo, mientras que las almas son solo estúpidas orgullosas que quieren creer que saben lo que hacen.

 Todo esto Dios lo sabe de sobra, por ello es que ha Enviado a Su Hijo una vez y lo hará dos.

 Pronto enviará a Su Hijo para defender a las almas, salvarlas, rescatarlas, protegerlas, sacarlas del abismo de tinieblas, para deshacer las trampas y maniobras infernales.

 Vendrá El Señor con el Poder del Espíritu para vencer, derrotar, humillar y hacer retroceder a los enemigos infernales.

 Esto lo hará, no como un fin en sí mismo, sino como un simple medio para rescatar a las almas, redimirlas, sacarlas de los caminos de perdición a los que fueron arrastradas.

 Las almas deberán colaborar, confiar en Él, seguirlo, obedecerlo, deberán abandonar sus malos caminos, purificarse, dejarse corregir, porque si bien Dios lo puede todo, siempre todo queda sujeto o condicionado a que acepten el bien que les ofrece.

 No va a forzar a nadie a recibir el Bien Verdadero, es mas, quien lo quiera deberá esforzarse por obtenerlo, tendrá que renunciar a sí, a los vicios, al mundo a satanás y sus obras, a la muerte y perseverar en el camino de la Fe Verdadera.

 Deberán discernir Su Voluntad, obedecerlo, aprender a perseverar en El Camino, de lo contrario caerán diez veces peor que antes y su desgracia será eterna.

 Volviendo al principio, el enemigo sabe como perder a las almas y esta desesperado por conseguirlo, mientras que éstas no saben ni lo que quieren a la vez que se encaprichan con cualquier cosa extraviando el rumbo.

 Para evitar que se pierdan por caprichosas ciegas obtusas, por ególatras orgullosas, intervine El Señor, pero deberán prestarle atención, seguirlo, obedecerlo, confiar y perseverar, de lo contrario no las podrá liberar.

¿POR QUÉ HAY QUE MORIR A SÍ MISMO?



¿POR QUÉ HAY QUE MORIR A SÍ MISMO?


 Tenemos que morir a nosotros mismos, a eso que queremos, ahí donde estamos desesperados por imponernos, reinar, prevalecer.

 Debemos dejar de querer hacer obsesiva, desesperada e histéricamente lo que queremos.

 Esto es así por lo que sucede detrás y que no vemos ni conocemos.

 Donde estamos queriendo hacer prevalecer la propia voluntad es donde nos esta fortaleciéndole adversario, es donde nos empuja a rebelarnos en contra de Dios.

 Instiga la voluntad propia o la genera si no la tenemos, porque de esta manera nos empuja a oponernos a Dios, y lo hacemos convencidos de que es por y para nuestro bien no queriendo ser apartados de ello.

 Este convencimiento determina que rechacemos lo que Dios quiere, que terminemos dedicándonos a vanidades que creemos importantes, útiles o necesarias y urgentes.

 Así es como podemos llegar a oponernos a Dios aun creyendo que lo seguimos, servimos y que le pertenecemos o lo amamos.

 Mientras nos hallamos apegados a nosotros mismos, empeñados en conseguir lo que queremos, dedicados a obtener lo que deseamos, nos volvemos ciegos  indiferentes a estas realidades.

 Esa es la razón por la que no podemos ser rescatados mientras que nos empecinamos en obrar por y para nuestro mal actual y eterno.

 Siempre el adversario va a esforzarse por empujarnos en dirección de lo que nos hace querer o no querer, primero porque así nos domina, y segundo porque nos usa para construir su reino-presencia en el mundo.

 Debemos abrir los ojos, discernir bien lo que hacemos, de lo contrario vamos a estar colaborando con el enemigo cuando deberíamos estar combatiéndolo.

 Evidentemente es comodidad, indiferencia a Dios, orgullo y egolatría, y esto es lo que termina determinando que tengamos lo que merecemos porque no hacemos esfuerzo alguno.



ESO LO DECIDE DIOS COMO PADRE:

ESO LO DECIDE DIOS COMO PADRE



ESO LO DECIDE DIOS COMO PADRE


 Cuando queremos algo desesperadamente terminamos entregándonos al adversario, a satanás, nos apartamos de Dios y nos olvidamos de Él completamente, aun cuando lo mencionemos hasta el cansancio.

 Debemos aprender a renunciar a lo que deseamos, queremos, buscamos, aspiramos y dejarlo en manos de Dios. No hay que buscarlo desesperadamente, y mucho menos sea como sea.

 Cuando buscamos eso que queremos y tratamos de obtenerlo sea como sea, estamos renegando de Dios y comportándonos como nenes caprichosos. Ahí es donde nos entregamos al adversario aunque no lo busquemos ni pactemos directamente con él.

 Ese hacer cualquier cosa para obtener lo que deseamos nos deja a su merced, nos coloca bajo su esfera de influencia, bajo su manto, poder, imperio.

 Ahí es donde va sugiriendo al alma la manera en la que debe obrar para conseguir lo que quiere, lo que tiene que hacer para obtener aquello que con desesperación y caprichos anhela.

 A la vez le transfunde sentimientos para que desee vehementemente, para que quiera desesperada, histérica y caprichosamente hasta el punto de descontrolarse por completo.

 El alma no lo nota, pero pierde el control, se extravía, pierde completamente el rumbo, anda en tinieblas y movida por deseos sumamente alterados. Así es como se va convirtiendo en demonio aunque no lo quiera, no lo busque y no lo note.

 Es esclava de ese deseo, de esa ambición, es prisionera de sus caprichos, se obsesiona, desespera y termina enloqueciendo, además de que pelea contra todos con tal de obtener lo que desea.

 Si quiere ser libre tiene que aprender a perder, a no conseguir lo que busca, a renunciar a si misma, y por sobre todo, a confiar en Dios y esperarlo y recibirlo todo de Él.

 Debe aprender a esperar, a olvidarse de si y no satisfacer su ego, debe rendirse y entregarse a la Voluntad de Dios y debe hacer lo que Dios le pide y espera, luego podrá o no obtener lo que desea, eso lo decide Dios como Padre.

 Lo que a Dios le interesa es liberar al alma de su infierno, de su ambición, capricho, obsesión, desesperación, quiere enseñarle a ser dueña y no esclava de sí, porque si es esclava también lo será de los demonios que la engañarán y usarán en su provecho.

¿QUÉ ES LA MASONERÍA? (VII): ASÍ HARÁ JUSTICIA



¿QUÉ ES LA MASONERÍA? (VII): ASÍ HARÁ JUSTICIA


 Hay personas que por satisfacer sus ambiciones no dudan en pactar con el adversario, satanás.

 Hay personas que son sumamente ambiciosas, por lo que con entregar su propia alma no alcanzan a pagar lo que del adversario quieren.

 Ahí es donde ofrecen otras almas.

 Si quieren perjudicarse, que lo hagan, que se vayan con el maldito cerdo infernal, que se entreguen a satanás y se hundan en la perdición eterna, pero hay un problema.

 El problema es que para conseguir satisfacer sus ambiciones también han consagrado a otras almas que no están ni enteradas de esto y que no quieren pasar por el mundo como en el infierno y que tampoco quieren condenarse eternamente.

 Es sumamente injusto que las almas queden sometidas al adversario en el mundo y condenadas a pertenecerle por toda una eternidad cuando no lo han elegido ni querido, y mas aun, cuando tomando conocimiento de esto harían lo imposible por evitarlo.

 Dios no es injusto y estas acciones perversas de esos inmundos hijos de satanás en el mundo van a ser desechas. Dios no crea almas para condenarlas, para enviarlas al infierno, si alguna va ahí abajo, es por su propia y personal elección.

 Dios mismo va a dar oportunidad a las almas de salir del sometimiento y de la esclavitud de satanás en el mundo, y también de la condenación a la que han sido empujadas.

 Así es como hará Justicia, dará oportunidad a las almas de corregirse, encaminarse, de salir del camino de perdición al que han sido empujadas. Él mismo les dará a las almas personalmente una oportunidad de optar por la salvación.

 Otra vez va a enviar a Su Hijo para rescatar, redimir, salvar a las almas. Él intervendrá en la vida de cada uno preguntando personalmente que es lo que deseamos, si la Salvación o la perdición.

 Cada uno en su propia vida podrá optar, El Señor mismo le dará la oportunidad de elegir, de continuar por el camino de egolatría narcisista infernal que es el camino de perdición, o de optar por el camino de la Salvación que es obedecer a Dios y seguir al Señor en Su Voluntad.

¿QUÉ ES LA MASONERÍA?:

¿QUÉ ES LA MASONERÍA? (II):

¿QUÉ ES LA MASONERÍA? (III):

¿QUÉ ES LA MASONERÍA? (IV):

¿QUÉ ES LA MASONERÍA? (V):

¿QUÉ ES LA MASONERÍA? (VI):

ASÍ HARÁ JUSTICIA



ASÍ HARÁ JUSTICIA


 Hay personas que por satisfacer sus ambiciones no dudan en pactar con el adversario, satanás.

 Hay personas que son sumamente ambiciosas, por lo que con entregar su propia alma no alcanzan a pagar lo que del adversario quieren.

 Ahí es donde ofrecen otras almas.

 Si quieren perjudicarse, que lo hagan, que se vayan con el maldito cerdo infernal, que se entreguen a satanás y se hundan en la perdición eterna, pero hay un problema.

 El problema es que para conseguir satisfacer sus ambiciones también han consagrado a otras almas que no están ni enteradas de esto y que no quieren pasar por el mundo como en el infierno y que tampoco quieren condenarse eternamente.

 Es sumamente injusto que las almas queden sometidas al adversario en el mundo y condenadas a pertenecerle por toda una eternidad cuando no lo han elegido ni querido, y mas aun, cuando tomando conocimiento de esto harían lo imposible por evitarlo.

 Dios no es injusto y estas acciones perversas de esos inmundos hijos de satanás en el mundo van a ser desechas. Dios no crea almas para condenarlas, para enviarlas al infierno, si alguna va ahí abajo, es por su propia y personal elección.

 Dios mismo va a dar oportunidad a las almas de salir del sometimiento y de la esclavitud de satanás en el mundo, y también de la condenación a la que han sido empujadas.

 Así es como hará Justicia, dará oportunidad a las almas de corregirse, encaminarse, de salir del camino de perdición al que han sido empujadas. Él mismo les dará a las almas personalmente una oportunidad de optar por la salvación.

 Otra vez va a enviar a Su Hijo para rescatar, redimir, salvar a las almas. Él intervendrá en la vida de cada uno preguntando personalmente que es lo que deseamos, si la Salvación o la perdición.

 Cada uno en su propia vida podrá optar, El Señor mismo le dará la oportunidad de elegir, de continuar por el camino de egolatría narcisista infernal que es el camino de perdición, o de optar por el camino de la Salvación que es obedecer a Dios y seguir al Señor en Su Voluntad.
………………….

¿QUÉ ES LA MASONERÍA? (VI): PIENSAN QUE SE SIRVEN DE LA SECTA



¿QUÉ ES LA MASONERÍA? (VI): PIENSAN QUE SE SIRVEN DE LA SECTA


 Considerando lo expuesto en: (SE ADENTRAN EN LOS SECRETOS INFERNALES: http://jorgelojo12.blogspot.com.ar/2015/04/se-adentran-en-los-secretos-infernales.html), se entiende lo que sigue.

 Cuando una persona pacta con el adversario, con el diablo, satanás, el cerdo infernal o como se lo quiera llamar, se entrega y pone a su disposición en el mundo y se entrega en pertenencia también para toda la eternidad.

 Podrá conseguir lo que desea, pero al poco tiempo comprenderá que no le pertenece su vida, ha admitido a satanás en ella.

 El cerdo infernal es como los políticos, ofrece, promete, aun no teniendo ni la mas mínima intención de cumplir, su interés es conseguir almas, poder atraparlas, cautivarlas.

 Las encamina a que hagan lo que él quiere haciéndoles creer que es lo que ellas quieren.

 También les hace creer que es necesario que hagan lo que él les pide, demanda, exige o impone para que puedan obtener lo que ellas quieren. Las usa, se sirve de ellas.

 Esto a las almas no les interesa porque son caprichosas, porque desean satisfacerse en sus ambiciones y porque se embrutecen con los vicios en los que el adversario las revuelca.

 Así vagan sobre la faz de la tierra haciendo lo que el adversario quiere mientras que, como idiotas, se sienten orgullosas diciendo y creyendo que es lo que ellas quieren.

 Merecen ser engañadas por orgullosas, por caprichosas obtusas, por renegadas de Dios.

 Esto que hace satanás a las almas que lo buscan, pactan con él, lo eligen y se le entregan, es lo mismo que su linaje, la masonería, sus malditas sectas infernales, les hacen a sus adeptos.

 Ahí ingresan pensando que podrán conseguir lo que desean, pero la verdad es que están entregando sus aptitudes para hacer lo que las sectas quieren. Si creen que pueden servirse de la secta para sí, están completamente ciegos, están siendo usados para servir a satanás, para conquistar el mundo y construir su reinado en éste.

¿QUÉ ES LA MASONERÍA?:

¿QUÉ ES LA MASONERÍA? (II):

¿QUÉ ES LA MASONERÍA? (III):

¿QUÉ ES LA MASONERÍA? (IV):

¿QUÉ ES LA MASONERÍA? (V):

SE ADENTRAN EN LOS SECRETOS INFERNALES



SE ADENTRAN EN LOS SECRETOS INFERNALES


 Hay personas que se consagran al adversario, se entregan a cambio de alguna cosa en el mundo.

 Puede el adversario darles lo que piden, buscan y desean, o no, puede darles algo parecido o absolutamente nada, pero sí o sí, tomará la vida de quien se le entrega.

 Es una elección que hacen, sean conscientes o no de lo que están haciendo, los efectos se operan igual, porque es como si tomaran veneno, sepan o no que es veneno, se envenenan.

 El adversario toma el control de esas almas, las usa, dispone de ellas como de una cosa, de algo que se encuentra bajo su poder, se constituye en dueño adquiriendo la capacidad de disposición.

 Las usa él para lo que quiere, y después, puede darles o no lo que han buscado, querido, pedido, aquello por lo que se le han entregado y pactado con él.

 A veces les pide cosas a cambio de lo que ellas buscan. Hay ofrendas preestablecidas y otras que surgen según el pedido.

 Acá no hay que engañarse, los demonios no comen pochoclo, no beben alcohol, lo que ellos buscan son almas.

 Quieren almas porque las devoran, consumen, les succionan vida, les quitan vitalidad, son como sanguijuelas succionando sangre, o como zánganos viviendo de lo que roban.

 Toman el alma que se les entrega, aquella que los buscan y con ellos pactan. Los intermediarios obran como sacerdotes consagrando a las almas que van a ellos a buscar favores de los demonios.

 Cuando el alma que pacta con ellos desea algo grande, importante, ya no le es suficiente con entregarse consciente o inconscientemente, ahí ofrecen a otras almas también.

 Esto es lo que hacen quienes entran en las sectas masónicas, no solo se consagran, sino que para acceder a poder y dinero en el mundo, consagran las naciones en las que se encuentran, a las que dicen y fingen servir.

 Sus rituales secretos sn magia, se trata de ocultismo infernal, son los secretos infernales en los que se adentran y participan para consagrar las naciones y el mundo entero a satanás y a la muerte eterna.

¿QUÉ ES LA MASONERÍA? (V)



¿QUÉ ES LA MASONERÍA? (V)


 Hay personas que se consagran al adversario, se entregan a cambio de alguna cosa en el mundo.

 Puede el adversario darles lo que piden, buscan y desean, o no, puede darles algo parecido o absolutamente nada, pero sí o sí, tomará la vida de quien se le entrega.

 Es una elección que hacen, sean conscientes o no de lo que están haciendo, los efectos se operan igual, porque es como si tomaran veneno, sepan o no que es veneno, se envenenan.

 El adversario toma el control de esas almas, las usa, dispone de ellas como de una cosa, de algo que se encuentra bajo su poder, se constituye en dueño adquiriendo la capacidad de disposición.

 Las usa él para lo que quiere, y después, puede darles o no lo que han buscado, querido, pedido, aquello por lo que se le han entregado y pactado con él.

 A veces les pide cosas a cambio de lo que ellas buscan. Hay ofrendas preestablecidas y otras que surgen según el pedido.

 Acá no hay que engañarse, los demonios no comen pochoclo, no beben alcohol, lo que ellos buscan son almas.

 Quieren almas porque las devoran, consumen, les succionan vida, les quitan vitalidad, son como sanguijuelas succionando sangre, o como zánganos viviendo de lo que roban.

 Toman el alma que se les entrega, aquella que los buscan y con ellos pactan. Los intermediarios obran como sacerdotes consagrando a las almas que van a ellos a buscar favores de los demonios.

 Cuando el alma que pacta con ellos desea algo grande, importante, ya no le es suficiente con entregarse consciente o inconscientemente, ahí ofrecen a otras almas también.

 Esto es lo que hacen quienes entran en las sectas masónicas, no solo se consagran, sino que para acceder a poder y dinero en el mundo, consagran las naciones en las que se encuentran, a las que dicen y fingen servir.

 Sus rituales secretos sn magia, se trata de ocultismo infernal, son los secretos infernales en los que se adentran y participan para consagrar las naciones y el mundo entero a satanás y a la muerte eterna.

¿QUÉ ES LA MASONERÍA?:

¿QUÉ ES LA MASONERÍA? (II):

¿QUÉ ES LA MASONERÍA? (III):

¿QUÉ ES LA MASONERÍA? (IV):

TERMINARÁ SIENDO IRREMEDIABLE



TERMINARÁ SIENDO IRREMEDIABLE


 Nos auto exigimos de responsabilidad, nos evadimos, escapamos, huimos, queremos considerarnos ajenos a lo que nos corresponde.

 Pasamos sobre la faz de la tierra excusándonos, evadiéndonos, huyendo, evitando asumir las responsabilidades.

 Esto es infantil, es falta de madurez, y por sobre todo, es maldad caprichosa, es vicio y deformación infernal, desamor, una asquerosa egolatría.

 Pasa el tiempo, crecemos y seguimos queriendo creer que somos el centro del mundo o hasta del universo, así es como nos deformamos a imagen y semejanza d demonios, de esta manera es como llegamos a convertirnos en imbéciles orgullosos.

 Deliramos de orgullo, permanecemos ajenos a la realidad, encerrados en el abismo infernal de nuestro ser corrupto, orgulloso y desamorado encaprichándonos, obsesionándonos, dedicándonos infernalmente a hacernos servir, aorar y obedecer.

 No tenemos otro fin, interés, dedicaron, estamos pudriéndonos en vida porque hemos tomado este mal camino de completa indiferencia a Dios.

 Aun diciendo y finiendo que amamos y obedecemos a Dios, permanecemos indiferentes a Él y completamente ajenos roque seguimos hundidos-encerrados en nosotros mismos.

 Pensamos solo en el ‘yo’ y nos dedicamos a satisfacerlo sin límite, no nos importa ni nos interesa nada ni nadie, somos esclavos del ego que no dejamos de conformar, y que por lo tanto, no deja de crecer.

 Así es como nos estamos deformando, pudriendo en vida, enterrando en tinieblas, asemejando a demonios y encaminándonos a la perdición eterna. De esta manera es que vamos sobre la faz de la tierra indiferentes a Dios, colaborando con el adversario y haciendo esfuerzos para lograr perdernos eternamente.

 Si no abrimos los ojos pronto, será demasiado tarde y esto que pudo evitarse, terminará por ser irremediable.

SON POCAS LAS QUE SE CORRIGEN



SON POCAS LAS QUE SE CORRIGEN


 Queremos creer que tenemos todo resuelto, ordenado y que podemos reinar en paz en nuestra vida, pero no hay fantasía mas inútil que esa.

 Somos delirantes de soberbia, vemos y queremos ver una mentir, creemos lo que deseamos, antoja, viene en ganas, nos negamos a ver la realidad.

 Justamente, la misma realidad se da vuelta, desordena, se vuelve en contra, nos golpea, nos ataca a traición y por la espalda.

 Cuando nos sentimos satisfechos y soberbiamente omnipotentes, se alza y nos abofetea, golpea, azota, castiga y hace padecer para devolvernos al suelo, porque esa es la realidad, somos unos delirantes.

 En vez de renegar, quejarnos, protestar, escandalizarnos, hacer berrinches y dedicarnos a odiar empeñándonos en reasumir el control imponiendo nuestra caprichosa e inútil voluntad, debemos abrir los ojos y ver la realidad misma que esta golpeándonos.

 Tenemos que salir de nosotros mismos, del abismo del ego, de las fantasías o evasiones, de los delirios orgullosos-caprichosos, tenemos que abrir los ojos y entrar en la realidad.

 Debemos ver que vamos ajenos a ella, encerrados en delirios, evadidos en fantasías, que no hacemos otra cosa mas que esforzamos por negarla, o sea, nos apegamos a la mentira.

 Renegamos de la Verdad, nos apartamos de Dios, huimos de Él, recurrimos  ala mentira para inventar una realidad falsa que deseamos imponer como verdadera.

 Eso lo hacemos un tiempo, pero al final esa falsa realidad choca con la real y termina reduciéndose a lo que es, polvo y cenizas, un pedazo de nada, una miseria delirante.

 Acá es donde algunas personas se enloquecen, otras se emperran en seguir viendo y haciendo ver lo que no es y otras inventan una mentira o máscara nueva, pero son pocas las que aceptan la realidad, eligen la verdad y se corrigen.

 Las que se corrigen son las que comprenden que no son diosas, reinas ni el centro del universo, son las que se liberan del delirio orgulloso y se reconocen necesitadas de Dios, las que ven que son nada y menos que nada aun, y ahí eligen a Dios como todo.

AHORA DECIDIMOS TODA UNA ETERNIDAD



AHORA DECIDIMOS TODA UNA ETERNIDAD


 Nos evadimos de los problemas, nos escapamos, fingimos no verlos, decimos que están resueltos cuando la realidad es que hemos tratado de deshacernos de ellos, los hemos tirado por la borda.

 El problema real es que esos problemas irresueltos vuelven porque no están solucionados debidamente, y regresan en el peor momento golpeándonos por la espalda.

 Tenemos que dejar de mentirnos, ver la cruda realidad, comer verdad cruda, beber la copa de ajenjo. Nunca es agradable la Revelación de la Verdad, y mucho menos es sin dolor.

 Esto significa que siempre es un parto.

 Mientras mas nos neguemos a verla, mas dolerá y cuanto mas nos esforcemos por rechazarla, mas nos atormentará.

 Es inevitable, hay que rendirse, postrarse, dejar de renegar de Dios, hay que aceptar la Verdad y dejar que pase por nuestra vida pulverizando el orgullo, destrozando ese delirio infernal del orgullo.

 Tenemos que rendirnos ante Dios, postrarnos, entregarnos, volver a Él, cederle el control que le pertenece, ponernos a su disposición, aprender a obedecer.

 Mientras no lo hagamos va a seguir creciendo la rebeldía, va a continuar fermentando la podredumbre infernal y nos vamos a seguir encaminando a la perdición eterna.

 Comprender que rechazamos la Verdad que Es Dios mismo, Que Es como Él Viene a nosotros.

 Para rechazar la Verdad recurrimos al adversario, no solo nos apegamos a la mentira, al delirio orgulloso, sino que inventamos mas mentiras y buscamos mas mentiras del enemigo como medio para repudiar, rechazar, dejar afuera la Verdad.

 Vamos a tener que pensar bien lo que estamos haciendo porque ahora es que decidimos toda una eternidad.

DESPUÉS NO HAY DERECHO A QUEJA



DESPUÉS NO HAY DERECHO A QUEJA


 Nos hundimos-encerramos en nosotros mismos, nos olvidamos-apartamos de Dios y no hacemos otra cosa mas que enroscarnos en pensamientos dudosos-miedosos.

 Ahí enloquecemos, pero también obramos en consecuencia vagando errantes sobre la faz de la tierra.

 Ahí es donde damos lugar a los demonios para que nos enloquezcan y para que nos manipulen determinando la voluntad, imponiendo y demandando lo que debemos hacer o no.

 Somos inconsistentes, miedosos, o falsamente fuertes al volvernos caprichosos. Somos abismos de debilidad, carecemos real fortaleza, no tenemos a Dios.

 Debemos buscar la Verdad, a Dios mismo, Su Revelación y aceptarla, así es como Él entra, Pasa y Vive, Permanece-reina en nuestra vida fortaleciéndonos.

 Mientras continuemos renegando de Dios, mientras sigamos prescindiendo de Él, vamos a continuar descomponiéndonos, deshaciéndonos, autodestruyéndonos, perjudicándonos, enterrándonos en el abismo.

 Debemos buscar la Verdad, la Revelación de Dios, Su Palabra, esa Palabra que nos dirige diaria y constantemente para guiarnos, alimentarnos, fortalecernos, encaminarnos, reunirnos con Él.

 Si no lo escuchamos, si no lo miramos, si no le prestamos atención, vamos a seguir naufragando en tinieblas, pudriéndonos en vida y encaminándonos a la perdición eterna.

 Dios no ha dejado de hablar, no ha dejado de Enviar a Su Hijo, somos nosotros quienes no lo queremos escuchar, quienes apagamos la Revelación desesperándonos por tener todo controlado, dominado, sujeto a nuestra voluntad.

 Ahí lo que buscamos es la comodidad y de esta manera nos volvemos indiferentes a Dios aun cuando hablamos sobre Él todo el tiempo.

 No pensamos mas que en la comodidad, en satisfacer el ego y conformar vicios, no miramos mas que eso, no nos interesa otra cosa, todo es viciosa e inmunda indiferencia hacia Dios.

 De esa manera nos volvemos mas obsesivos, desesperantes, histéricos infernales preocupados por sí a los que no les importa ni les interesa nada ni nadie, solo satisfacer su ego.

 Esto es convertirse en demonio, volverse la negación de lo que pudimos y debimos llegar a ser. Después no hay derecho a pataleo, por mas que nos quejemos, es lo que elegimos, hicimos, preferimos, construimos, la autodestrucción.

ESTANCAMIENTO, PODREDUMBRE, DESCOMPOSICIÓN, SECESIÓN



ESTANCAMIENTO, PODREDUMBRE, DESCOMPOSICIÓN, SECESIÓN




 Permanecemos encerrados, estancados, varados, paralizados, y es porque cosechamos lo que sembramos.

 Espiritualmente nos hallamos en ese estado, luego, llega la parálisis en el mundo, en lo terrenal, y consecuentemente, la podredumbre, descomposición, desmembramiento.

 No hemos crecido, evolucionado, madurado o progresado espiritualmente, solo cultivamos lo que es perverso, corrupto, y así es como nos trabamos, atrofiamos, arruinamos.

 Terminamos corriendo a la perdición, pero a la vez, seguimos negando la realidad, no queremos ver, entender, comprender, solo nos interesa satisfacer vicios, sostener mentiras, apartarnos de la realidad.

 Queremos comodidad, holgura, pero somos unos cerdos indiferentes a Dios, ególatras como demonios y apestosamente viciosos de manera peor aun que esos cerdos infernales.

 Queremos siempre comodidad, ser adorados, servidos, que alguien se ocupe y haga cargo, eso es inmadurez, es indiferencia al propio bien, es querer continuar hundido-encerrado en sí mismo.

 Es una verdadera evasión de la realidad, es la causa por la que aun continuamos en estado de postración y el motivo por el que la descomposición avanza al punto de producirse una escisión, secesión, desmembramiento.

 Esto que ocurre en el alma se transmite al cuerpo, y ahí es donde vemos florecer o fermentar enfermedades, y luego, es lo mismo que ocurre en las naciones.

 Naciones corruptas, muertas espiritualmente, terminan desintegrándose, descomponiéndose, padeciendo secesión territorial convirtiéndose primero en pequeños feudos manejados por mafias, y después republiquetas con gobernantes títeres al servicio de las mafias internacionales.

GRAN AVISO, APAGÓN EN EL CONO SUR, CONSIDERACIONES

GRAN AVISO , APAGÓN EN EL CONO SUR, CONSIDERACIONES 1.- Para meditar: En el domingo de la Santísima Trinidad , Argentina ...