6 de abril de 2015

MÉTODO PARA VENCER AL ADVERSARIO (I)



MÉTODO PARA VENCER AL ADVERSARIO (I)


 Esta bien enfrentar al adversario, vencerlo, derrotarlo, humillarlo, aplastarlo y echarlo, es necesario.

 El problema es que es lo que es y siempre será igual, de manera que si lo enfrentamos directamente, estaremos embarcándonos en un guerra sin fin contra un cerdo ególatra resentido, un maldito odioso desesperado por ganar.

 Es pura furia, odio, maldad, destrucción, solo quiere pelear, guerra, arruinar, aniquilar.

 Siempre va a encontrar un motivo, una excusa para hacer lo que quiere. Lo que quiere es pelear, derrotar, humillar, vencer, dominar, prevalecer, arruinar, destruir, estropear, entorpecer todo.

 Es pura maldad y deseo de destrucción, es un agujero negro en el espacio, o como un huracán solo piensa en destruir, eso quiere y a eso se dedica.

 Puede fingir interés, preocupación, dedicación, atención, etc., pero es siempre apariencia, fingimiento, puesta en escena, hipocresía inmunda que disimula sus intereses abominables.

 Solo y siempre piensa en la satisfacción de su inmunda y perversa intención, solo desea concretar su voluntad, saciar su ambición, es decir, se dedica a destruir, arruinar, estropear, corromper, prevalecer, imponerse, etc.

 No hizo ni hará cosa buena alguna, no tiene amistad sincera ni con los suyos, solo intereses que lo mueven a realizar alianzas, pero es parasitario, si se reúne con alguien es para sacar provecho y usarlo para satisface sus propios intereses.

 A una bestia inmunda y repugnante como ésta que es capaz de hacer cualquier osa para conseguir lo que desea, ni vale la pena enfrentarse porque terminaremos perdiendo el tiempo tratando de vencer a quien no admitirá una derrota por orgullo abominable.

 A un cerdo como este hay que ignorarlo, hacer como El Señor, ni perder el tiempo peleando, porque pelear sería reconocer su existencia.

 La táctica es aislarlo, ignorarlo, tratarlo con este tipo de desprecio que, por otro lado, es el que mas lo enfurece porque no lo reconoce ni como adversario.

 Hay que tenerlo como no existente y superar sus engaños trampas, pruebas, seguir adelante, obedecer a Dios, maniobrar para aislarlo.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

PRESIDENTES ARGENTINOS DESDE EL ’83 Y SUS SIMILITUDES CON JUDAS Y SU DESCENSO AL INFIERNO

PRESIDENTES ARGENTINOS DESDE EL ’83 Y SUS SIMILITUDES CON JUDAS Y SU DESCENSO AL INFIERNO Mas allá de todos los vicios y defecto...