10 de julio de 2015

EN TINIEBLAS POR ELECCIÓN



EN TINIEBLAS POR ELECCIÓN


 Nos movemos en el sí porque sí, no nos interesa nada bueno, justificamos o encubrimos lo que pretendemos, pero la realidad es que nos hemos obsesionado con ganar, imponernos, prevalecer, triunfar.

 Es sumamente evidente que no miramos mas allá, que hemos perdido la noción misma de la realidad, solo miramos eso que queremos, lo que sería como caminar mirando la punta de la nariz o el ombligo, es una promesa de inevitable tropiezo.

 Perdemos la noción de la realidad, nos cegamos, nos volvemos obtusos, renegados, caprichosos malditos que buscan la vuelta para ganar, triunfar, imponerse, prevalecer.

 No nos importa mas que eso, somos similares a demonios, unos cerdos ególatras caprichosos desesperados por estar encima, por hacer valer su inútil voluntad como si eso fuese triunfo.

 La voluntad que manifestamos es maldita, rebelde, viciosa, corrupta, caprichosa, es clara expresión de la oposición a Dios, y la enarbolamos como liberación no siendo otra cosa mas que la misma causa de la autodestrucción, ruina, perversión, corrupción actual y eterna.

 Nos sentimos orgullosos y defendemos la voluntad caprichosa, egoísta y miserable, pero no vemos que es rebeldía, olvido de Dios, negación de Él, es la causa misma de las tinieblas que nos asolan, azotan, castigan, hacen padecer.

 Merecemos la ruina que padecemos por haber elegido ser tan obtusamente caprichosos, por haber sido tan asquerosamente renegados.

 Queremos ser ciegos, por ello es que hagamos en tinieblas y somos manipulados y engañados por demonios.

 Tenemos que empezar a levantar la cabeza, salir del abismo, dejar de ser tan obtusamente miserables, hay que hacer un esfuerzo y buscar a Dios, discernir la Verdad, abrirle las puertas.

 Si no lo escuchamos no podemos caminar en medio de las tinieblas que prevalecen en el mundo, y menos aun cuando estamos provocando tinieblas en el interior por ser orgullosos ególatras caprichosos renegados soberbios inútiles.

 Comprender que tenemos lo que merecemos porque no hemos levantado la cabeza, porque no hemos buscado a Dios, y porque aun seguimos sin hacerlo convencidos caprichosa y orgullosamente de que debemos dedicarnos a aquello que queremos.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Bergoglio Y SU FACCIÓN, VAN A CAER

Bergoglio Y SU FACCIÓN, VAN A CAER   Atentos a la nueva realidad mundial, el nuevo orden que se impone e impera-prevalece en el m...