7 de julio de 2015

NO VAMOS A PODER DECIR QUE ES CASTIGO



NO VAMOS A PODER DECIR QUE ES CASTIGO


 Nos estudia el adversario, realiza inteligencia, observa, busca el punto donde puede hacernos caer y ahí golpea con furia o ahí tiende su trampa según la situación.

 Comprender que tenemos un enemigo astuto que es sumamente perverso y que nos aborrece, nos odia, desea destrozarnos, castigarnos, hacernos padecer sí o sí. Considerar que sabe como lograr lo que pretende y esta dispuesto a realizar cualquier cosa para conseguirlo.

 También debemos tener en cuenta que los demonios tienen experiencia en arruinar almas, tentarlas, perderlas, postrarlas en las tinieblas.

 Considerar que nos culpan y responsabilizan de su ruina, desgracia eterna, condenación, en su orgullo, capricho y maldad no admiten que se perdieron porque quisieron, ven a la humanidad como responsable, y ahí es donde justifican su odio.

 Ahí es donde justifican sus caprichos odiosos y resentidos, solo piensan en la venganza que quieren cobrarse contra Dios y contra la humanidad.

 No van a desistir, además, no tienen otra cosa que hacer, no saben, no pueden ni quieren hacer algo diferente, de manera que, si no empezamos a volver a Dios, quedaremos irremediablemente a merced de los cerdos infernales y de sus caprichos demenciales.

 Mientras tenemos enemigos que desean hacernos padecer en el mundo y para toda la eternidad, y que encima saben como conseguirlo, nosotros seguimos indiferentes a Dios, cómodamente asentados en nuestros vicios, olvidados del creador.

 Esa es la razón por la que cada día nos irá peor, y no podremos decir que es culpa de Dios o castigo, somos los responsables por exponernos, entregarnos, por colaborar con los mismos demonios.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

SIGNOS O NO, ACÁ ALGO PASÓ

SIGNOS O NO, ACÁ ALGO PASÓ   Signos o no, acá algo pasó.   Los hechos, sucesos, acontecimientos a los que hemos asistido, de l...