8 de julio de 2015

PERMANECEN EN LA INDIFERENCIA



PERMANECEN EN LA INDIFERENCIA


 Quieren las almas creer mentiras, desean permanecer alejadas de la realidad, buscan constantemente la manera de apartarse de Dios, la forma de hundirse en sí mismas, y a la vez, quieren convencerse de que eso esta bien, es bueno, justo, necesario, debido, urgente.

 Quieren hacer lo que se les viene en ganas, pero también pretenden que tal delirio caprichoso sea tenido como bueno comportándose como demonios.

 Se confinan al infierno de ausencia de Dios que provocan al renegar de Su Voluntad y al obsesionarse con convencer de que eso esta bien porque así lo sienten o porque es generalizado en el mundo.

 Comprender que lo generalizado en el mundo siempre ha sido renegar de Dios, oponerse a Él, buscar la propia destrucción, ruina, corrupción y esclavitud de los demonios, eso no fue ni será bueno por mas que llegue a ser común, por mas que se encuentre generalizado y hasta sea alabado y felicitado.

 La humanidad busca caprichosa y desesperadamente su ruina actual y eterna, persigue su autodestrucción miserable, desea perjudicarse sin remedio ahora y para siempre, y todavía pretenden mentirse diciendo que eso esta bien o ha pasado a ser algo bueno.

 Acallaron desesperadamente toda Revelación, taparon la boca de Dios, impidieron que El Señor pueda decir la Verdad, se privaron a sí de la Palabra Viva de Dios.

 De esta manera se entregaron totalmente a las tinieblas, a los demonios, y con desesperación histérica infernal se convencieron de las mentiras que deseaban creer. Después pretenden imponer esas mentiras en el mundo y hacerlas reconocer como buenas o verdades aduciendo que los tiempos han cambiado.

 De esta manera no solo hasta a Dios han cambiado sino que han sentado a satanás en el trono y lo adoran, sirven, obedecen, se postran a sus pies colaborando en sus planes para la propia ruina actual y eterna.

 Las almas permanecen cómodas, indiferentes, olvidadas de Dios, dedicadas miserablemente a la inmunda egolatría narcisista infernal, todo parece común, cotidiano y hasta normal mientras que yacen en la indiferencia hacia Dios convirtiéndose en rebeldes, asemejándose a demonios.

 Así es como transcurre el tiempo y de esa manera es como llegan a apartarse de Dios y gradualmente se van mintiendo para aceptar cada imposición demoníaca como si fuese algo normal, necesario, urgente. Verdaderamente los demonios hacen lo que quieren debido a la comodidad de las almas, comodidad de su indiferencia hacia Dios, claro desamor.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

LLEGÓ LA HORA, EL ENEMIGO ES TOTALMENTE LIBERADO, CONSECUENCIAS

LLEGÓ LA HORA, EL ENEMIGO ES TOTALMENTE LIBERADO, CONSECUENCIAS   Los combates espirituales estos días fueron muy difíciles. El m...