19 de julio de 2015

SI NO CORREGIMOS ESTO, NOS PERDEMOS INEVITABLEMENTE



SI NO CORREGIMOS ESTO, NOS PERDEMOS INEVITABLEMENTE


 Mientras nos peleamos entre nosotros como demonios inútiles que quieren competir entre sí por lograr adoración, nuestros enemigos continúan avanzando.

 Mientras nos dedicamos a las inútiles peleas del orgullo, los antiguos enemigos avanzan para concretar sus planes, incluso, ya los estamos ejecutando mientras que perdemos el tiempo peleándonos entre nosotros inútilmente.

 La cuestión es simple, peleamos por ególatras insaciables, por orgullosos cerdos recalcitrantes.

 No satisfacemos nuestro ego, no saciamos esa sed de adoración infernal que hemos engendrado, por ello es que buscamos con desesperación histérica saciedad constante y acabamos chocando unos contra otros.

 La humanidad se encuentra en un período en el que chocan los delirios orgullosos fantasiosos infernales, es como un choque de cornamentas delirantes, es el choque de los excesos de unos contra los excesos de otros.

 El delirio orgulloso exagerado de unos choca contra el delirio orgulloso descontrolado de otros. La ambición de unos choca contra la ambición de otros y no hay satisfacción posible para tanta bestial abominación.

 Al final todos peleamos contra todos por nada, por inútiles, por ser infernalmente corruptos, abominables, deformes, ambiciosos, viciosos, inconscientes de Dios.

 Nos hemos vuelto sumamente conscientes de nosotros mismos y así terminamos olvidándonos de Dios, o sea, somos inconscientes de Él, yacemos en el olvido y la negación de Dios.

 Así es como hay tinieblas y oscuridad en las almas y en el mundo, y de esta manera es como nos pudrimos en vida deformándonos a imagen y semejanza de demonios.

 El choque es inevitable, vamos todos por el camino de autodestrucción, deformación, transformación infernal, camino delirante de orgullo y egolatría.

 Al final, nos anulamos mutuamente y en todo esto no hicimos mas que aquello que nuestros enemigos querían, estropearnos, corrompernos, arruinarnos, dejar la vida en sus garras, no enfrentarlos a ellos.

 Si no corregimos esto vamos a quedar irremediablemente a merced de los demonios ahora y para siempre.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Bergoglio Y SU FACCIÓN, VAN A CAER

Bergoglio Y SU FACCIÓN, VAN A CAER   Atentos a la nueva realidad mundial, el nuevo orden que se impone e impera-prevalece en el m...