20 de julio de 2015

SON CAPACES DE CUALQUIER COSA



SON CAPACES DE CUALQUIER COSA


 Renegaron de Dios hasta el abominable hartazgo infernal, se hartaron de rebelarse contra Él, se pudrieron en vida apartándose de Su Camino.

 Se han acostumbrado a pasar sobre la tierra sin Dios, aparte de Él, en abierta rebeldía, no hicieron mas que un curso constante de demonio graduándose con honores. Compiten para ver quien puede depravarse, corromperse y degenerarse mas.

 A la vez, se esfuerzan para negar la realidad, para no ver lo que se ha vuelto mas que evidente en los hechos, aquello que nunca han querido escuchar, volviéndose aun mas dementes y quedando mas disociados de la realidad que deberían modificar.

 Ausentes, perdidos, enterrados en tinieblas, completamente olvidados de Dios, enterrados, perdidos en sus delirios ególatras narcisistas infernales llegan a rebalsar de orgullo, desbordan de inmundicia.

 Son verdaderamente enajenados, imbéciles ególatras que han renegado de la Verdad y que por ello no pueden hacer mas que andar perdidos en tinieblas, encerrados en sus delirios, enterrados en su abominable miseria putrefacta infernal.

 Como se arrastran sobre al faz de la tierra buscando, demandando, exigiendo e imponiendo ser adorados, vistos, reconocidos, se vuelven semejantes a gusanos, se convierten en algo peor que demonios.

 Son seres bestiales, pero enmascaran su ser abominable dándose una imagen adorable, amable, zalamera, lisonjera, agradable, seductora.

 Son cerdos infernales desesperados por ser adorados, son abismos egolatría narcisista infernal. Son capaces de hacer y fingir cualquier cosa como satanás con tal de obtener adoración para su ego.

 Pactan con el mismo diablo para lograr adoración, para conseguir ser tomados en cuenta, se desviven y consumen queriendo lograr fama sobre la faz de la tierra.

 Imbéciles inútiles, se pudren en vida, se deforman, llegan a ser como demonios o peores aun, claramente los destruye su ambición infernal, esa sed de adoración satánica que arde en sus abismales egos olvidados de Dios y renegados contra su Voluntad.

 Mentirosos embusteros, chantas, farsantes, esclavos de la egolatría que traicionan a Dios ya todos con tal de saciar su ego abismal, son pura apariencia y son sumamente peligrosos porque son capaces de cualquier cosa con tal de obtener satisfacción para su ego.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Bergoglio Y SU FACCIÓN, VAN A CAER

Bergoglio Y SU FACCIÓN, VAN A CAER   Atentos a la nueva realidad mundial, el nuevo orden que se impone e impera-prevalece en el m...