23 de agosto de 2015

ÉL MISMO ABRIRÁ UNA PUERTA



ÉL MISMO ABRIRÁ UNA PUERTA


 “Pronto encontraréis abierta la puerta hacia una verdadera Libertad, os guiaré en nuevo éxodo espiritual en el que llegaréis a mi Reino y habitaré en medio de vosotros como en el principio, me encontraréis Vivo y Presente. Mi Segunda Venida esta cerca, preparaos, perseverad en la oración. Os doy mi Paz”. Jesús, El Señor.

 No trabajamos para una verdadera libertad, ni siquiera la buscamos o consideramos, tampoco tenemos idea de que somos esclavos.

 Estamos esclavizados por satanás y sus demonios, la muerte eterna y los vicios, somos delirantes de orgullo y practicamos la egolatría, nos dominan los caprichos y vagamos en tinieblas sin rumbo.

 Nos quejamos de estupideces y no hacemos otra cosa mas que renegar y prescindir de Dios como si no hubiera consecuencias.

 Todo el tiempo lo usamos en corrompernos, estropearnos, arruinarnos, deformarnos, enviciarnos, revolcarnos en el chiquero con y como demonios.

 No levantamos la cabeza del abismo de egolatría narcisista infernal en el que nos hemos convertido y así es como solo nos dedicamos a corrompernos, estropearnos, arruinarnos, deformarnos.

 Tenemos enemigos eternos, nos odian, aborrecen, desean arruinarnos y trabajan sin cesar noche y día para conseguir lo que quieren, pero cómodamente continuamos perdiendo el tiempo que no tenemos, el que deberíamos emplear en volver a Dios.

 No hacemos mas que dedicarnos a perjudicarnos, no nos esforzamos mas que para corrompernos, vamos camino a la perdición eterna, y encima, orgullosos, delirando de soberbia, haciendo esfuerzos por llegar a merecer lo que deberíamos rechazar.

 Solo por Dios, por su Amor, por su Voluntad tendremos una última oportunidad, Él mismo abrirá una puerta que nadie podrá cerrar, Él mismo se hará presente y nos indicará El Camino.

 El Señor Vuelve.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

SIGNOS O NO, ACÁ ALGO PASÓ

SIGNOS O NO, ACÁ ALGO PASÓ   Signos o no, acá algo pasó.   Los hechos, sucesos, acontecimientos a los que hemos asistido, de l...