23 de agosto de 2015

MUCHAS SE PERDERÁN



MUCHAS SE PERDERÁN


 No comprendemos la miseria que somos, aquello en lo que nos hemos convertido, no miramos la inmundicia que cultivamos, somos unos cerdos ególatras delirantes de orgullo que no venla realidad.

 Nos evadimos de ella encerrándonos en fantasías, delirios, dedicándonos a vicios, abominaciones, corrupciones, caprichos.

 Desesperados nos movemos obsesionados, histéricos, empecinados en corrompernos, arruinarnos, estropearnos, no miramos mas que la satisfacción miserable, corrupta y perversa que perseguimos.

 No hacemos mas que pensar en nosotros mismos y así es como no llegamos a salir del abismo de egolatría narcisista infernal en el que nos convertimos pudriéndonos en vida.

 Renegamos y prescindimos de Dios, nos damos a caminos de corrupción, perdición, degradación, estamos renegando de nuestro linaje, nos apartamos de Dios.

 Sale a relucir lo que hemos gestado, es alumbrado lo que engendramos y así es como nos encontramos en medio de las abominables tinieblas desoladoras a merced de los mil demonios.

 Nos encontramos en el vacío desolador abominable de la ausencia de Dios que provocamos, no hay remedio, es así y así será, lo hicimos, nadie lo impuso, lo provocamos, es justo que cosechemos el infierno que padecemos.

 Ahora no podemos hacer otra cosa mas que perseverar en al oración, en la fe y en el deseo de volver a Dios, si no lo hacemos, nos perderemos a merced del infierno desatado que por fuerza y seducción nos arrastra a la condenación eterna.

 El temporal que se desata sobe la humanidad no es mas que lo que ésta misma ha provocado, nadie mas ha determinado esta hora en la que cosecharemos el fruto de tanto olvido de Dios, negación de Él, vicios, abominaciones y caprichos, corrupciones e inmundicias.

 En esta última hora tenemos la posibilidad de optar, volver a Dios, cambiar, podemos dejar de querer satisfacernos desesperadamente y de poder elegir a Dios, Nuestro Creador.

 Desgraciadamente, quienes no eligieron a Dios, no querrán hacerlo, son pocos los que volverán, muchos se dejarán llevar y así es como muchas almas se perderán definitivamente.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

LLEGÓ LA HORA, EL ENEMIGO ES TOTALMENTE LIBERADO, CONSECUENCIAS

LLEGÓ LA HORA, EL ENEMIGO ES TOTALMENTE LIBERADO, CONSECUENCIAS   Los combates espirituales estos días fueron muy difíciles. El m...