23 de agosto de 2015

NO TENEMOS NI IDEA DE LO QUE SUCEDE



NO TENEMOS NI IDEA DE LO QUE SUCEDE


 Generamos deseos, gestamos ambiciones, y esto provoca el crecimiento de un espíritu dentro de nosotros.

 Es algo consistente, real, con su propio impuso, fuerza, personalidad, es como una hernia espiritual.

 Eso crece, se infla, va cobrando presencia y termina constituyéndose en fuerza descontrolada dominante, posesiva.

 No controlamos ese espíritu impuro que ha surgido y que llega como a poseernos. Se fortalece en el constante deseo, crece y se multiplica.

 Al continuar deseando, queriendo, al satisfacerlo o no, siempre crece, y así nos domina, somete, prevalece, posee, controla.

 Acaba por disponer lo que somos y hacemos, con el correr del tiempo dispone, decide, porque nos impone que le demos satisfacción, qu ele procuremos saciedad.

 Estamos arruinados por dentro, controlados por la misma podredumbre que hemos engendrado, provocado, gestado, alimentado, defendido.

 De eso debíamos liberarnos, teníamos que purificarnos, aprender a limitarnos, aprender a renunciar a nosotros mismos, pero no lo hicimos, no quisimos.

 Hicimos todo lo contrario, utilizamos el tiempo en corrompernos, arruinarnos, deformarnos, estropearnos, nos dedicamos a alimenta el ego, saciar vicios y conformar caprichos, gestamos esas ambiciones perversas, egoístas y miserables que ahora nos dominan, someten, arruinan y arrojan al abismo.

 Quisimos ser rebeldes, ambiciosos, viciosos, caprichosos, quisimos hacer lo que se nos vino en ganas hasta el abominable hartazgo infernal, ahora no podemos hacer otra cosa mas que padecer esa misma podredumbre provocada, hallarnos a su merced, sufrir sus caprichos descontrolados, desaforados.

 No tenemos ni fuerza ni voluntad, ni siquiera entendimiento para hacer lo necesario para volver a Dios, a la comunión con Él. Verdaderamente estamos a merced de nuestros enemigos interiores y exteriores que se disponen a destrozarnos, y no tenemos ni idea de lo que sucede, solo comprenderemos cuando los demonios y las tinieblas se echen encima y comiencen su carnecería infernal.

 El mundo yace en tinieblas, se encuentra  locuras, los demonios han sido liberados y nadie piensa siquiera en lo que sucederá.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

LLEGÓ LA HORA, EL ENEMIGO ES TOTALMENTE LIBERADO, CONSECUENCIAS

LLEGÓ LA HORA, EL ENEMIGO ES TOTALMENTE LIBERADO, CONSECUENCIAS   Los combates espirituales estos días fueron muy difíciles. El m...