23 de agosto de 2015

PARA COLMO, ORGULLOSOS DE ESO



PARA COLMO, ORGULLOSOS DE ESO


 Nos hundimos-encerramos en nosotros mismos, miramos y pensamos constantemente en lo que queremos, no levantamos la cabeza, no salimos de la miserable existencia propia.

 No hay otro pensamiento mas que ‘yo’, yo, yo’, es constante, monótono, enfermizo e infernal, es también lo que enloquece a las almas.

 Nos volvemos la propia obsesión, nos convertimos en la propia desesperación, alzamos al ‘yo’ volviéndolo un ídolo, un falso dios y lo servimos constantemente.

 Le procuramos satisfacción, saciedad, conformidad en todos sus vicios, ambiciones, caprichos, intereses, deseos, gustos, etc.

 Así es como crece, se deforma, extiende y llega a convertirse en un rey tirano, caprichoso, celoso de sí, inmaduro, totalmente inconsciente porque solo es consciente de sí mismo.

 Es tan ‘yo’ que termina siendo él mismo y acaba estando totalmente aparte de nosotros.

 Se mueve independientemente pensando en él y no queriendo caprichosamente mas que satisfacerse en todas sus ambiciones delirantes.

 Este enfermo infernal nos lleva a la ruina, nos conduce a la autodestrucción, y nosotros como idiotas nos sentimos orgullosos, lo satisfacemos, conformamos, adoramos, le damos todos los gustos.

 Si no consideramos estas cosas, si no las corregimos, vamos camino al abismo y por un camino de autodestrucción sufriente inevitable y escandaloso.

 Considerar que estamos construyendo nuestra ruina actual y eterna, nos estamos arruinando de manera irrecuperable, verdaderamente usamos el tiempo para deformarnos, estropearnos, arruinarnos, volvernos semejantes a demonios.

 Todo esto es por ególatras caprichosos miserables, porque queremos dedicarnos a nosotros mismos y no salimos de nuestra miserable existencia.

 Lo que forjamos es un delirio orgulloso infernal autodestructivo, miserable, ruinoso, una fantasía, disociación de la realidad, un sepulcro eterno, y para colmo, estamos satisfechos de semejante abominación.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

SIGNOS O NO, ACÁ ALGO PASÓ

SIGNOS O NO, ACÁ ALGO PASÓ   Signos o no, acá algo pasó.   Los hechos, sucesos, acontecimientos a los que hemos asistido, de l...