22 de septiembre de 2016

PEDRO ROMANO, profecía de San Malaquías



PEDRO ROMANO, profecía de San Malaquías


“Durante la persecución final de la Santa Iglesia de Roma reinará, Pedro el Romano, quien alimentará a su rebaño entre muchas tribulaciones; tras lo cual, la ciudad de las siete colinas [Roma] será destruida y el Juez Terrible juzgará al pueblo. Fin.” San Malaquías.


 Hay que distinguir, ratzinger es falso profeta pero no anti-papa porque fue debidamente elegido, mientras que bergoglio es falso profeta y anti-papa porque no fue debidamente elegido y porque ni siquiera la renuncia de ratzinger fue válida, ni éste renunció al papado.

 Pronto El Señor revelará su Divina Presencia entre nosotros, enviará a un alma escogida y preparada desde largo tiempo que tiene su Espíritu, comparte su Corazón y hará progresar sus obras.

 Simbólicamente será “Pedro Romano”, y también será como Moisés guiando al pueblo en medio de la abominable desolación de estos tiempos, y también será como Josué introduciendo a este pueblo en el Reino de Dios, Reino Espiritual.

 También será como Jesús mismo, El Señor, porque su Revelación será análoga a la Primera Venida, invitará a las almas a volver al verdadero Camino, a Dios, a la Verdad, con la diferencia que lo hará por medio de su enviado.

 Notar que San Malaquías dice “Reinará”, porque este enviado del Señor tendrá su mismo Corazón-Espíritu, será Rey como El Señor Es Rey, tendrá su Imperio-Autoridad, Rey Espiritual.

 Este envido del Señor será verdaderamente espiritual, alto, como no ha crecido ni evolucionado alma alguna hasta ahora.

 Por medio de este enviado, El Señor revelará su Divina Presencia e intervendrá en la historia.

 Será similar a la Primera Venida del Señor, habrá un antes y un después.

 Como aquella vez, el clero constituido, rebelde, ególatra y sin Dios, dedicado al mundo, terminará de oponerse a Dios y consumará su entrega a satanás y la muerte eterna.

 Considerar que El Señor viene para que tengan la última oportunidad de corregirse, enmendarse, encaminarse, pero usarán esta oportunidad para portarse peor.

 Otro punto a considerar es que no estará dentro de la Iglesia, el último santo que Dios dio a la iglesia, lo trataron como quisieron, el Santo P. Pío de Pietrelcina.

 Dios es Bueno, pero no es estúpido, no arroja en saco vacío, no derrama su favor en donde hay un abismo.

 Su enviado estará fuera de la pata-garra de la iglesia, no va a ser del clero ni se va a encontrar bajo su autoridad.

 Este enviado depende directamente del Señor mismo, es suyo, de Él y será el testimonio de su Divina Presencia en el mundo.

 Hará sus mismos signos y será verdaderamente otro Cristo.

 Esta intervención milagrosa del Señor será similar a la Primera, a su Primer Paso por el mundo, habrá un antes y un después y las autoridades religiosas constituidas, se pondrán a sus obras abiertamente persiguiendo a su enviado.

 Así es como esos cerdos ególatras manifestarán que sirven a satanás y colaboran en sus obras.


“Durante la persecución final de la Santa Iglesia de Roma…”:

 La persecución final de la iglesia será la que sufrirá el resto o minoría fiel, aquellos que reciban la revelación del Señor, confíen en Él, lo elija y lo sigan.

 Se trata de aquellos que acepten el llamado a conversión, a ajustar el rumbo y entregarse verdaderamente al Señor.

 Serán perseguidos por satanás y sus servidores en el mundo, los de la iglesia falsa, el clero constituido y entregado al mundo, de la prostituta que se ha apartado del Señor.


“…Reinará, Pedro el Romano,…”:

 Pedro el Romano será el enviado del Señor en el que reposará su Espíritu, que tendrá su mismo Corazón, el que trabajará para la salvación de las almas.

 Éste no pertenecerá al clero ni se hallará bajo su pata-garra infernal, sino que estará enteramente al servicio de Dios, porque para eso ha nacido y ha venido al mundo.


“Quien alimentará a su rebaño entre muchas tribulaciones;…”

 Lo alimentará porque le transmitirá la Palabra Viva de Dios, le comunicara el Espíritu de Dios, Espíritu de Vida, el alimento que las almas necesitan.

 Esto lo hará entre tribulaciones porque tanto el enviado como el rebaño resto fiel, serán perseguidos por los enemigos infernales a la vez que serán probados por Dios, purificados por su Espíritu y consagrados por El Señor.


“Tras lo cual, la ciudad de las siete colinas [Roma] será destruida”:

 Considerar lo que sucedió luego de la Primera Venida-Revelación del Señor, los que no lo recibieron y lo persiguieron hasta matarlo, quedaron vacíos, llenos de orgullo, perdidos en su delirios y obcecados en sus perversas ambiciones. Luego de esto, no pudieron refrenar su orgullo ni calmar sus ambiciones, por ello es que se estrellaron contra la realidad.

 Esto sucedió cuando se alzaron en contra del imperio romano suponiendo que podrían y terminaron viendo destruido el templo y padeciendo la diáspora.

 Era necesario ver el templo destruido como signo de que su tiempo había pasado y que terminaron como quisieron al rechazar al Señor y Salvador Enviado.

 Ahora la situación va a ser similar, cuando el enviado del Señor finalice su obra y muera a causa de la persecución, el templo, roma, el vaticano, será destruido por los enemigos terrenos simbolizando, expresando, dando a entender que se finalizó su tiempo y que El Señor sigue adelante por otro lado.


“…Y el Juez Terrible juzgará al pueblo. Fin.”:

 Ahí vendrá la prueba final para quienes lo han elegido-seguido, para quienes confiaron en Él prefiriendo su Revelación-Palabra Viva.

 Es mas, la prueba comienza al tener que discernir donde realmente El Señor se encuentra Vivo y Presente, donde está viva su Presencia, donde puede continuar revelándose, porque si Dios no se revela, está muerto. Claramente en la iglesia constituida no puede permanecer vivo porque no se le permite revelarse.

 Este juzgar no solo debe tomarse en el sentido de prueba, sino también en el sentido de guiar o conducir, y es El Señor mismo el que guiará al pueblo, a aquellos que pasen a ser de su pueblo, el resto fiel, los que respondan a su llamado. (Considerar que prueba mientras guía-conduce).



No hay comentarios.:

Publicar un comentario

VAN A REEMPLAZAR A bergoglio, y el que viene, es peor, aunque finja ser salvación

VAN A REEMPLAZAR A bergoglio, y el que viene, es peor, aunque finja ser salvación Ya desde el año pasado vengo diciendo que a berg...