28 de diciembre de 2016

¿POR QUÉ ESTAMOS ASÍ?



¿POR QUÉ ESTAMOS ASÍ?


1.- ¿Cómo estamos?

2.- ¿Por qué estamos así?

3.- ¿Quiénes quieren que estemos así?

4.- ¿Qué acciones realizan para que estemos así?

5.- ¿Quién colabora con nuestros enemigos para que estemos así?

6.- ¿Queremos estar así?

7.- ¿Qué hacer para no seguir así y evitar terminar peor?


1.- ¿Cómo estamos?


 Nos encontramos postrados espiritual y materialmente revolcándonos en el chiquero, sufriendo la miseria espiritual y material, degradándonos, autodestruyéndonos, corrompiéndonos y encaminándonos a la perdición eterna.


2.- ¿Por qué estamos así?


 Estamos así porque nuestros enemigos espirituales y terrenales lo quieren.

 Estamos así porque hacemos nada para remediar la situación.

 Peor aun, estamos así porque colaboramos mucho consciente e inconscientemente para encontrarnos así.


3.- ¿Quiénes quieren que estemos así?


 Lo quieren nuestros enemigos espirituales.

 Lo quieren nuestros enemigos terrenales.

 Lo quiere nuestro traidor interno, el yo-ego que solo piensa en él mismo y demanda-exige su satisfacción arrastrándonos a la ruina, postrándonos en el olvido y la negación de Dios.


4.- ¿Qué acciones realizan para que estemos así?


 Nos persiguen y atormentan espiritual y terrenalmente.

 Fomentan la corrupción espiritual y material.

 Propugnan la egolatría narcisista infernal, el culto a la personalidad propia y de los ídolos-dioses del mundo de tinieblas.


5.- ¿Quién colabora con nuestros enemigos para que estemos así?


 Colabora el yo-ego-voluntad propia, esa esencia corrupta, miedosa y subdesarrollada en la que nos hemos quedado postrados al no amar a Dios, al no querer evolucionar-madurar espiritualmente.


6.- ¿Queremos estar así?


 Desde el momento que no hacemos lo necesario para salir de este estado de postración, corrupción, degradación, autodestrucción, des-creación, sí, sí queremos estar así.

 No queremos hacer el esfuerzo-sacrificio necesario para abandonar el chiquero nauseabundo en el que nos pudrimos-corrompemos degradándonos, autodestruyéndonos, des-creándonos, en el que estamos convirtiéndonos en demonios y en el que hasta llegamos a ser peores que ellos.

 Lo peor de lo peor es que ni consideramos mala la abominable egolatría narcisista infernal que practicamos a diario, nos consideramos dioses, reyes, principio y fin de nuestra existencia, desobligados de Dios, y dueños de la verdad.


7.- ¿Qué hacer para no seguir así y evitar terminar peor?


 Lo primero y esencial es considerar que necesitamos de Dios, que es absolutamente necesario dejar de engañarse-mentirse, dejar de evadirse de la realidad, dejar de encerrarse en fantasías, en esa falsa creencia de que somos dioses, superiores, reyes, etc.

 Luego es necesario considerar si estamos firmemente decididos a buscar la verdadera Libertad, si estamos realmente determinados a obedecer a Dios, a entregarnos a Él y a pertenecerle como es debido. Esto es así porque si no hay firme determinación, es mejor que ni empecemos, no podremos soportar el camino y los demonios se ensañan con los que no perseveran de manera que su situación llega a ser peor que antes de comenzar.

 Reconociendo la necesidad de Dios, estando determinado a obedecerlo-seguirlo-servirlo-pertenecerle, esto debe hacerse realidad y no quedarse en fórmulas y expresiones de deseo. Esto significa que debe el alma perseverar hasta el fin y luego otra vez y así una y otra vez.

 Se recomienda leer:

MANUAL DE LOS DISCÍPULOS DE JESÚS:


No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Mensaje de María Virgen , 09 Jul 18,

Mensaje de María Virgen , 09 Jul 18 ,   “Se acabó el tiempo, se cerró una etapa, se terminó todo. La iglesia ya no salva almas. Ba...